LA TENDINOPATIA DEL MANGUITO ROTADOR Y DIATERMIA

El complejo articular del hombro es una de las articulaciones con más movilidad del cuerpo humano de manera que es bastante propensa a sufrir lesiones. Está formado por cinco articulaciones bien diferenciadas: gleno-humeral, subacromial, escapulo-torácica, esterno-costo-clavicular y acromio-clavicular

La patología que con mayor frecuencia nos encontramos es la tendinopatía del manguito rotador, siendo el tendón del supraespinoso el que más daños puede sufrir por su localización anatómica. En esta lesión se ve afectada la articulación subacromial, ya que el tendón conjunto de los músculos rotadores es subyacente a ella y es habitual también encontrar afectación de la bursa subacromial o de tendón bicipital.

Es una lesión que se desarrolla en todo tipo de pacientes ya que el principal mecanismo lesional es la sobrecarga e irritación del tendón por movimientos repetitivos del brazo por encima de la cabeza. También son factores causales o condicionantes los traumatismos, la mala biomecánica, o la propensión de nuestra estructura ósea.

Normalmente el paciente describe los siguientes síntoma: dolor en el hombro que puede referir hacia el brazo, más intenso en movimientos de elevación del brazo por encima de la cabeza y mayor aún si es en rotación interna, así como dolor nocturno que puede incluso despertar, afectando también al descanso. Puede llevar asociada una limitación progresiva de la movilidad o incluso y una debilidad muscular de los músculos rotadores.

Si la inflamación de estos tendones se cronifica puede causar pequeñas lesiones en el tejido conectivo del tendón, debilitándolo y haciéndolo propenso a sufrir una rotura, dando lugar a lo que conocemos por tendinosis.

La DIATERMIA o radiofrecuencia es un tratamiento que está dando muy buenos resultados en el tratamiento de patologías del sistema musculoesquelético. En concreto en la tendinopatía del manguito rotador es una terapia de frecuente elección, ya que provoca una sensación agradable durante y posteriormente a la sesión y permite que el paciente gane arco de movimiento indoloro, a la vez que los tejidos van regenerando.

Mediante radiofrecuencia provocamos un aumento de la temperatura local, con todos los beneficios que conocemos del calor:

–       Favorecemos la vascularización de la zona, aumentando la nutrición y oxigenación de los tejidos y la limpieza de productos catabólicos.

–       Disminuimos la rigidez de los tejidos articulares y aumentamos la elasticidad de cápsula, ligamentos y tejido muscular.

–       Disminuimos la inflamación y el dolor.

–       Favorecemos la circulación linfática mediante el drenaje posterior de la zona.

–       Reactivamos los mecanismos naturales regeneración del organismo, reduciendo los tiempos de recuperación.

No obstante, la radiofrecuencia debe combinarse con ejercicios activos y técnicas manuales de fisioterapia para el tratamiento de la musculatura, el tendón y las diferentes articulaciones implicadas, de forma que con un abordaje multiterapéutico conseguiremos los mejores resultados.


aplicacion-neutro-dinamico-de-diatermia
Equipamiento de diatermia para fisioterapia y rehabilitación

ENVÍO EN 24-48 HORAS

ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 100€

DEVOLUCIÓN FÁCIL

PAGO SEGURO